“MI APOSTOLADO ERA OTRO”: A los 86 años fallece Enrique Maza, periodista, poeta, sacerdote jesuita y fundador de Proceso

MÉXICO.- Enrique Maza, periodista, poeta, sacerdote jesuita y fundador de la revista Proceso, falleció la noche del miércoles a los 86 años de edad.

Maza nació en El Paso en 1929, donde sus padres se habían refugiado de la guerra cristera. Cuando tenía un año de edad llegó a la Ciudad de México y cumplidos los 16 ingresó a la Compañía de Jesús. Estudió periodismo en la Universidad de Missouri y tenía maestrías en Ciencias y Humanidades, Filosofía y Teología.

Fue columnista de Excelsior desde 1964 hasta 1976 y entre 1968 y 1969 fue vicepresidente de la Prensa Católica Internacional.

A partir de 1976 escribió en Proceso, semanario del que fue directivo junto con los también ya fallecidos Julio Scherer García y Vicente Leñero.

Escribió, entre otros, los siguientes libros: Libertad de expresión en la Iglesia; Rostros del hombre; La cara oculta de la migración; Medios de comunicación: realidades y búsquedas; Lo pleno y lo vacío y El Diablo.

En una entrevista realizada por Silvia Isabel Gámez, en enero del 2009, se preguntaba “¿Cómo se relaciona que el Papa viva en uno de los palacios más ricos del mundo con la pobreza de Jesús? ¿Es el Papa más que Jesús, al que representa?”.

Puntual crítico de la Iglesia católica, decía: “no ha predicado la Biblia, sino su propia doctrina, hasta distorsionar su mensaje y el del Evangelio”.

Discrepaba de quienes esperaban todo de Dios. “Nosotros somos los responsables de nuestra vida, de nuestros deseos y ambiciones, de nuestra pequeñez o grandeza. Nosotros. Soy yo quien tengo que confrontar mi vida, mis acciones y mis palabras con lo que Jesús dice y fue”.

Usaba las palabras atribuidas a Jesús para explicar su manera de vivir:

“Jesús dijo: ‘Yo no estoy aquí como el que manda, estoy como el que sirve’. Eso es lo que nos toca: apoyar, servir, respetar. No tengo por qué imponerle a los demás rezar el rosario y decirles que es pecado mortal no ir a misa”.

La periodista le pregunto si el sexo era pecado y el respondió:

“No, pecado es forzar a alguien. Si el sexo hace daño, está mal, pero en la medida en que sea una manera bella de expresar el amor, me parece maravilloso”. ¿Y el aborto? “Se hacen unas bolas… pero yo digo, un feto no empieza a ser humano antes del sexto mes, porque no se han formado las células cerebrales. Y donde no hay cerebro, no hay ser humano”.

-¿Y la homosexualidad?

-Yo la tengo en mi familia y no hay problema. Así son y ni modo. El problema es que no respetamos al ser humano, su manera de ser, sus decisiones.

Confesó: “Mi sacerdocio no ha consistido en decir rosarios, misas y confesar, rara vez hice esas cosas. Mi apostolado era otro; como Jesús, el supremo sacerdote, que se dedicó a recorrer Palestina hablando y tratando de convertir a los demás, denunciando a quienes explotaban al pueblo”.

-¿Tuvo caídas?

-Sí, como todos, pero se trata simplemente de aceptar mi condición humana y decir, sí, yo no soy la trompa del tren, tampoco el cabuz, soy uno de los carros, igualito que los demás. No pretendo aparentar más de lo que soy.

-¿Había algo que detonara esas caídas?

-No, cae uno como todo el mundo: un egoísmo, un enojo, te hace sacudir el árbol genealógico de alguien. Dios nunca pretendió que los hombres fueran perfectos.

Enrique Maza vivía retirado en la Casa Provincial de los Jesuitas. (Fuente: Proceso)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s