LOS VIAJES PRECOLOMBINOS

LOS VIAJES PRECOLOMBINOS

1 Octubre 2012 · Imprimir este artículo

¿Tan infranqueable es el Atlántico que hasta la llegada de Colón al Nuevo Mundo se pensaba que nadie podía haberlo atravesado antes?

En 1976 José Roberto Teixeira, submarinista brasileño, en la bahía de Guanabara, cerca de Río de Janeiro,  encuentra tres ánforas romanas en una zona de naufragios. ¿Significa ello que los romanos llegaron a América? No, por supuesto, pero la profesora Elisabeth Lyding Will, del Departamento de Clásicas de la Universidad de Massachusets-Amberts, determinó que eran del siglo II a.C.

Fue en 1872 cuando en la región de Paraiba, en Brasil, fue descubierta una extraña piedra que presentaba una inscripción de ocho líneas cuyos caracteres no pertenecían a las culturas de América del Sur. Dos años después, algunos investigadores alemanes llegaron a la conclusión de que se trataba de caracteres fenicios. Al parecer, esta piedra se perdió, pero quedó una inscripción en forma de copia.

El texto de Paraiba habla de una catástrofe que le ocurrió a una tripulación fenicia de 10 navíos, destruidos casi en su totalidad por una tempestad. Yazid, el escriba de la piedra de Paraiba, relata lo sucedido, así como las peripecias que tuvieron que realizar para salir con vida y llegar, supuestamente, a costas brasileñas.

¿Portaban estos fenicios ánforas romanas para el comercio y por eso aparecieron en la zona de naufragios de Guanabara?

En el Libro I de los Reyes, del Antiguo Testamento, se lee en 9,26: “Hizo también el rey Salomón navíos en Ezión-geber, que es junto á Elath en la ribera del mar Bermejo, en la tierra de Edom. Y envió Hiram en ellos á sus siervos, marineros y diestros en la mar, con los siervos de Salomón, los cuales fueron á Ophir, y tomaron de allí oro, cuatrocientos y veinte talentos, y trajéronlo al rey Salomón”.

Si 450 talentos son 20 toneladas, ¿de dónde sacaron tanto oro los judíos? Es curioso que en Queensland, al noroeste de Australia, en la ciudad de Gympie, se halló una pirámide construida al modo egipcio, junto a una estatua de un metro de altura del dios Thot en forma de babuino. Más curioso es que en pleno desierto del Tassili hayan aparecido grabados de egipcios con el tocado uro y un boomerang en sus manos.

En 1960, junto a la Gran Pirámide del Valle de Gizé, se encontró una enorme embarcación funeraria en un foso cercano que aún hoy puede verse, y del que todos los turistas se hacen la pregunta sobre qué hace aquello allí. Pues bien, dicha embarcación cuenta con arañazos en la parte delantera, en su proa, que en opinión de marineros sólo han podido causarse por el roce de un arrecife de coral.

La exploración de Vinland fue efectuada por los vikingos establecidos en las colonias de Groenlandia y motivada por la escasez de recursos que había en esta región. Las colonias eran en cierta medida apropiadas para la ocupación humana pero presentaban desventajas como el clima frío, escasez de madera como material de combustión y de construcción o falta de fuentes accesibles de hierro. Para suplir estas carencias, Leif Eriksson, hijo de Erik el Rojo, fundador de la colonia de Groenlandia, tomó la iniciativa de explorar el área circundante.

Los primeros viajes revelaron descubrimientos prometedores en un continente de clima relativamente más benigno y repleto de recursos esenciales de supervivencia. Aparentemente, el término Vinland (literalmente tierra de las viñas), fue acuñado para estimular las expediciones hacia el nuevo continente, ya que no existían en América. Un viaje a lo desconocido no resultaba atractivo, pero era difícil sustraerse a la tentación de ser pionero en una tierra donde “fluía el vino”. Leif Eriksson descubrió también Markland (la costa del Labrador), Straumfjord y Helluland (costa este de la Isla de Baffin), relatadas en las sagas (un género literario nórdico) como lugares ideales para la cría de rebaños.

Mazorcas de maíz pueden verse en el exterior de la capilla de Rosslyn, que fue construida por Guillermo de Saintclair. La construcción de la capilla comenzó el 20 de septiembre de 1456, aunque a menudo se ha visto registrada como del 1446. En cualquier caso es anterior a 1492.

Tres décadas después de la desaparición de los templarios en 1314, comenzaron a aparecer unos extraños mapas llamados “portulanos” por toda Europa. Se dice que el primero fue el portulano de Dulcert en 1339.

El portulano de Ibn ben Zara, de 1487 contaba con una precisión en la que la longitud total entre el mar de Azov y el Estrecho de Gibraltar sólo se desviaba medio grado de la realidad. Este portulano sólo muestra Europa y el Mediterráneo. ¿Pero de dónde había salido tanta precisión en los mapas?

En el mapa de Hadji Ahmed, cartógrafo árabe de Damasco, fechado en 1559, se muestran las islas Hawai que no serían descubiertas hasta 200 años después, o las islas polinesias tampoco descubiertas en esa fecha, aparte de la Antártida con toda claridad. Lo más curioso es que en este mapa Alaska y Asia están anexionadas, no hay estrecho de Behring; Nueva Escocia y Terranova también aparecen unidas. Y el mundo estaba así, no en 1559, sino hace más de 10.000 años.

El conocido mapa de Piri Reis, hallado en 1929, en el museo Topkapi en Estambul, fue realizado en 1519 por el almirante que da nombre al mapa. La expedición de Magallanes comenzó en 1519 y regresó a Europa en 1512. ¿De dónde sacó entonces esos datos sobre el mundo el almirante? Piri Reis, en sus notas, dejó dicho que el mapa estaba basado en uno que llevaba Colón llamado Imago Mundi (un libro de ilustraciones de 1410, escrito por el teólogo Pierre D’Ailly, y donde se habla e ilustra tierras más allá del Atlántico) y otros mapas de Alejandro Magno.

El problema del mapa de Piri Reis es que Cortés no conocía todavía la totalidad de México y Pizarro ni tan siquiera había entablado contacto con los incas. El mapa también muestra la isla fantasma de San Borondón y la Antártida.

En 1380 los hermanos Zeno, Antonio y Nicolo, zarparon de Venecia en 1380, llegando hasta Islandia, Groenlandia y Nueva Escocia. Henry Sinclair, gran maestre de los templarios, huye desde el puerto de la Rochelle, en Francia, el 13 de octubre de 1307, hacia Escocia, portando el mapa de Zeno.

Recuérdese que después de la desaparición de las galeras templarias del puerto de la Rochelle, durante la persecución de la que fueron objeto por parte del rey Felipe IV y el papa Clemente V, se vieron barcos templarios en las islas Orcadas con una bandera negra con la calavera y las tibias cruzadas.

El primer caso histórico de una flota de barcos con la bandera pirata fue el del rey Roger de Palermo, conocido como Roger de Sicilia, y que portó la Jolley Roger, la bandera pirata de tibias y calaveras. El rey Roger era un templario normando. Como los templarios no podían enarbolar la bandera blanca de cruz paté roja en sus barcos, optaron por crear la Jolly Roger.

Los templarios heredaron mapas antiguos de navegación proporcionados por Rashid al Din Sinan, el líder de los Assasin nizaríes sirios, que no contaban con el beneplácito de Saladino.

Por cierto que Colón se presenta en el Nuevo Mundo con tres barcos que portan velas blancas y cruces templarias de color rojo. Colón parecía creer que la flota templaria desaparecida en la Rochelle había llegado a ese Nuevo Mundo y quería presentarse como amigo.

Fuente: http://www.carlosmesa.com/los-viajes-precolombinos/

Anuncios

Un comentario en “LOS VIAJES PRECOLOMBINOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s