Lo que sé que sé, lo que sé que no sé, lo que no sé que sé y lo que no sé que no sé

Dealing with complexity

Ante una frase como la que titula este post, hace 8 años, en el instituto, lo que se me hubiese pasado por la cabeza serían figuras retóricas como aliteración, anadiplosis, anáfora, encabalgamiento o paradoja. A día de hoy me evoca otras mucha sensaciones, que me llevan a pensar que la retórica no sólo puebla la literatura universal, también se presenta en el día a día del Analista Funcional.

Este perfil, por la horizontalidad de su trabajo, se suele ver salpicado por cualquier conflicto que aparezca durante la vida de un proyecto software. En mi opinión esto no es ni bueno ni malo, es inherente a la naturaleza de las responsabilidades asumidas por el propio perfil. Cuanto más expuesto se está al peligro, más consciente se ha de ser de este tipo de circunstancias. Recientemente un compañero de la oficina pasaba el enlace a un artículo que trataba estas cuestiones…

Ver la entrada original 533 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s